¿Cuál es el rol del docente y cómo ser un educador online?

by Irene Rincon

Durante muchos años, la principal función del profesor era ser el responsable de la distribución de conocimiento, ya que era considerado el único detentor de toda información.

Sin embargo, poco a poco las sociedades fueron notando que era mucho más interesante propiciar la participación de todos los involucrados en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Con esta interacción, los alumnos pueden compartir sus conocimientos y el papel del profesor es mediar las discusiones generadas en el ambiente educativo.

Con la educación a distancia, ese papel no es diferente.

Además, aún existe una creencia de que la figura del profesor ya no es imprescindible en la enseñanza online. Pero la verdad es que desempeña una función importante: unir conocimiento, tecnología y alumnos.

Si todavía tienes dudas sobre el rol del docente online, mira en este post cuál es la función del profesor en un curso EAD.

El rol del docente

Aunque seas profesor online o presencial, existen algunas funciones comunes.

Compartir conocimiento

La primera y más conocida función del profesor es la de compartir con los alumnos lo que sabe.

En un aula o en un curso online, el profesor debe ser un especialista en su sector para lograr compartir su conocimiento de forma completa a todos aquellos que buscan esos conocimientos.

Ahora bien, no pienses que se trata solo de conocer todo sobre el tema que quieres enseñar. ¡Eso no es suficiente para ser exitoso como profesor!

El buen profesor es aquel que logra transmitir sus conocimientos a otras personas de forma clara y didáctica.

Instruir

Incluso si desarrollas muy bien tus clases, es posible que surjan algunas dudas a lo largo del curso.

Por eso, otra función del profesor es saber instruir a sus alumnos y responder a todas las preguntas que surjan. Y aunque no sepa todas las respuestas, es el papel del tutor informarse para ayudar a los alumnos de la mejor manera posible.

Otra manera de instruir es recomendarle a las personas buscar conocimientos en otras fuentes. Pero recuerda mostrar que toda investigación debe ser hecha con una mirada crítica y que el análisis argumentativo debe ser siempre tomado en consideración.

Despertar el interés de los alumnos

Las clases deben ser interesantes al punto de despertar en los alumnos las ganas de querer seguir aprendiendo, principalmente cuando hablamos de cursos online.

En un aula convencional, el profesor necesita mantener la atención del alumno para evitar distracciones que le hagan perder el foco en el aprendizaje.

Por estar presentes físicamente en el mismo ambiente, esta función es más fácil, principalmente porque el aula se construye pensando en ello.

En el ambiente virtual de aprendizaje, existen muchas distracciones. Ejemplo de ello son las redes sociales, los videos en YouTube, los blogs y otros sitios que están fuera del control del tutor.

Por eso es importante elaborar clases bien estructuradas e interesantes, que apuntan a mantener el foco del alumno en el contenido que estás compartiendo.

Elaborar actividades

Crear actividades después de cada módulo enseñado es una manera de potenciar el aprendizaje y conocer qué vacíos todavía necesitan ser superados.

Esto sucede porque al evaluar las respuestas de los alumnos, el profesor puede notar qué preguntas aún no se han respondido y, así, pensar posibles respuestas a esas cuestiones.

Por eso, incluso si das clases virtuales, es importante crear un tipo de evaluación, aunque sea solo para que el alumno se de cuenta en qué etapa del conocimiento está.

Diferencia entre profesor online y presencial

Las características que mostramos anteriormente son comunes en todos los profesores, ya sean de clases online o presenciales.

Sin embargo, hay algunas diferencias cuando cambiamos la modalidad de enseñanza al ambiente virtual. Vamos a verlas a continuación:

Mayor alcance de contenido

A diferencia del aula tradicional, el profesor EAD logra transmitir sus conocimientos sin estar presente el mismo día, lugar y horario que los alumnos.

Esto significa que las clases pueden ser asistidas por diversas personas al mismo tiempo, en cualquier lugar del mundo y a cualquier hora, siempre y cuando tengan acceso a Internet.

Por este motivo, el alcance del contenido enseñado por profesores online es superior al de los profesores presenciales, ya que éstos están limitados a un ambiente físico.

Trabajar desde donde quieras

Crear un curso online permite que el profesor trabaje donde quiera.

Como no es necesario estar en el mismo lugar que los alumnos, el tutor puede usar incluso su casa para grabar las clases y luego ponerlas a disposición en una plataforma digital.

No te pierdas nuestro Hotmart Tips donde Paula te enseña cómo ganar dinero en tu casa:

Cualquier persona puede dar clases online

Para trabajar como profesor presencial es necesario tener una licencia en cualquier campo específico, como español, ciencias sociales, derecho y así sucesivamente. Es decir, es necesario hacer un curso universitario y especializarse en un área específica.

El tutor EAD no necesita tener una formación académica.

Es claro que si ya eres profesor, será mucho más fácil a la hora de grabar tus clases, pues probablemente tendrás facilidad para compartir tu conocimiento.

Pero aunque nunca hayas dado clases y tengas mucha experiencia en algún tema, ya sea artesanía, culinaria o música, es posible que crees tu curso online y des clases virtuales.

Si tienes algo para enseñar y puedes compartir este conocimiento de forma clara, podrás crear tu curso y trabajar en Internet.

Enseñar lo que amas

¿Recuerdas que en el tema anterior dijimos que cualquier persona puede ser profesor online?

Es por eso que quien da clases por Internet puede enseñar cualquier tema, o sea, tiene la posibilidad de hacer lo que ama.

No siempre al profesor tradicional de alguna materia le gusta todo lo que enseña.

Todos tenemos preferencias, y puede ser que alguien formado en Literatura, por ejemplo, se identifique más dedicándose a la interpretación de textos y al análisis del discurso que con la gramática normativa de la lengua.

Sin embargo, si te contratan para trabajar como profesor de literatura en una escuela, sabes que debes enseñarles a todos el contenido programado para el año escolar. Es decir, tendrás que dar clases de gramática, incluso si eso no es lo que realmente te gusta enseñar.

La función del profesor online es transmitir todo su conocimiento a quien compra los cursos, pero eso no significa que tengas que enseñar algo que no te gusta.

Incluso en el caso de la profesora de literatura, si lo quisiera, puede crear un curso online centrándose solo en la interpretación de los textos. O bien, si tiene un hobby como tocar guitarra, por ejemplo, puede dedicarse a clases online de música y hasta puede pensar en no trabajar más dando clases directamente de literatura.

Lo importante es elegir un tema que domines para crear un curso completo sobre algo que realmente te gusta. Así lograrás trabajar con mucho más placer.

Uso constante de las tecnologías educativas

Muchas escuelas ya han puesto en práctica diversas tecnologías educativas en su enseñanza, pero es mucho más corriente notarlas en los cursos online.

Los profesores de EAD necesitan la tecnología para compartir sus conocimientos. Es por eso que explotan mucho más esos recursos y logran utilizarlos en varias situaciones a lo largo de sus materiales.

Creación de diferentes materiales

La función o rol del profesor online es atraer la atención de quien está asistiendo a sus clases para que la persona vea todo el contenido creado desde el principio hasta el final.

Además de crear videoclases atractivas, con informaciones interesantes y bien explicadas, el profesor que da clases por Internet logra desarrollar materiales de diversos tipos, principalmente con el apoyo de las tecnologías educativas que mostramos en el tópico anterior.

Entre las distintas opciones podemos destacar:

Independientemente del tipo de material que decides producir, no te olvides del perfil de tus alumnos para saber exactamente qué les va a agradar.

Posibilidad de hacer mejoras

En un aula tradicional tienes que seguir un cronograma durante todo el año escolar y, por lo general, es difícil cambiar alguna materia, principalmente durante las clases.

No caben dudas que el rol de todo profesor es especializarse cada vez más y hacer constantes mejoras en su manera de enseñar.

La diferencia aquí es que, con las clases virtuales, es posible aplicar esas mejoras tan pronto como el profesor reciba algún feedback.

Las clases virtuales también siguen un cronograma, sobre todo si quieres que el aprendizaje tenga una dirección. Pero quien crea contenido para cursos online puede siempre modificar algo cuando nota que el material disponible no es tan completo y atractivo para los alumnos.

¿Cómo ser educador online?

Ahora que has entendido el rol del profesor y has visto que cualquier persona con conocimiento en algún tema puede dar clases online, es importante saber cómo ser un educador online.

Vamos a pasar rápidamente por los puntos principales que necesitas para empezar a trabajar dictando clases por Internet:

1. Elige un tema para abordar

Cualquier persona puede dar clases online, pero siempre que tenga algo para enseñar.

No basta con tener el deseo de crear un curso online, necesitas tener alguna habilidad que pueda ser enseñada y que sea buscada por otras personas.

2. Conoce a tu público

Seguramente ya te lo has preguntado un sinfín de veces: ¿de qué sirve crear un curso si las personas no lo necesitan, o sea, no lo buscan?

Por eso, antes de subir tus clases en Internet, asegúrate de que hay personas interesadas en el tema que enfocarás.

Haz búsquedas en tus redes sociales, crea un blog o un canal en YouTube con el tema de tu curso y observa si hay personas efectuando búsquedas sobre ese tema.

3. Crea un guion

Incluso si sabes todo acerca del tema que abordará en tus clases, es muy importante crear un guion antes de grabarlas.

Con un plan de clases en manos, podrás dirigir mejor el contenido de cada vídeo, además de no olvidarte de abordar ningún tema mientras estás grabando.

No estamos diciendo aquí que debas escribir todo lo que dirás en tus vídeos, incluso porque esto puede hacer que tu contenido parezca muy artificial.

Pero intenta escribir los puntos principales de tus vídeos para que tu material cuente con un orden que tenga sentido cuando la gente esté estudiando.

4. Produce tus vídeos

Muchas veces, las personas hasta tienen un tema interesante que pueden enseñar, tienen un público, pero no logran producir los vídeos porque no saben cómo empezar a grabar.

Es probable que tus primeros vídeos no salgan exactamente como te lo imaginas. Pero si no empiezas a producir, nunca sabrás si es posible o no trabajar con cursos online.

Puedes contratar un videomaker para que lleve a cabo esa tarea. Incluso, hay profesionales freelancer que puedes contratar e incluso algunos estudios que ofrecen este tipo de servicio.

Sin embargo, si no quieres invertir al principio contratando una persona, te recomendamos que pienses en 4 aspectos para empezar:

  1. Ten una cámara para grabar vídeos;
  2. Elige un micrófono para capturar el audio de tus vídeos;
  3. Define el escenario en el que se graben tus vídeos;
  4. Piensa en la iluminación de tu escenario.

Si has hecho clic en los enlaces anteriores, seguramente te has dado cuenta de que es posible comenzar a producir tus vídeos con materiales de grabación básica.

De a poco puedes invertir más y, quizás, incluso contratar a una persona para ayudarte en ello.

5. Edita tu material

Después de grabar las clases tienes que editarlas para cortar algo que no debería estar en un determinado vídeo, insertar subtítulos, colgar una canción, entre otras opciones.

Sabemos que no todas las personas saben cómo editar un vídeo.

Por eso, si tienes dudas en esta etapa de creación de un curso online, echa un vistazo a nuestro post que te enseña cómo editar vídeos utilizando una opción fácil de manejar.

6. Escoge una plataforma para cursos online

Con el curso todo producido, es hora de elegir una plataforma para alojarlo.

Por eso tienes que proporcionarles a tus alumnos una experiencia completa, con lo que la plataforma necesita:

  1. Ser responsable;
  2. Tener un buen ambiente virtual de aprendizaje;
  3. Ser adaptable;
  4. Ser segura;
  5. Soportar varios formatos de contenido;
  6. Posibilitar la comunicación entre profesor y alumnos;
  7. Tener un buen costo-beneficio.

Si tienes preguntas sobre este tema, no dejes de leer nuestro post que te enseña cómo elegir una buena plataforma para tu curso online.

7. Divulga tu material

El último paso para ser un educador online es promocionar el material que has creado para que las personas conozcan y compren tu curso online.

La promoción puedes desarrollarla de varias maneras, y el marketing digital será el que te mostrará si este tipo de promoción realmente funciona.

Las estrategias más conocidas son:

  1. Marketing de contenidos;
  2. Anuncios;
  3. Redes sociales;
  4. Página de ventas;
  5. Email marketing;
  6. Videos.

Pero, además, una sugerencia de bonificación son los programas de Afiliados. Con ellos contarás con personas expertas en ventas divulgando y difundiendo tu material a cambio de comisiones que tú defines.

Por eso, no dejes de leer nuestro post que explica detalladamente cómo funciona un programa de Afiliados.

Conviértete en un profesor online

Ahora que ya entiendes cuál es la función del profesor y sabes lo que necesitas hacer para ser un educador online, ¿por qué no empezar a emprender en el mercado digital?

Hoy por hoy existen muchas personas dedicadas a la búsqueda de diferentes maneras de trabajar con lo que les gusta y sin necesidad de salir de casa. Si ese es tu caso, seguramente debes haber notado que crear un curso online es una gran opción.

Haz el ejercicio de pensar en algo en lo que tienes mucho conocimiento y que puedes enseñarles a otras personas.

Habla con quienes te rodean y analiza si les interesa lo que quieres enseñar.

Si la respuesta es positiva y te animas a empezar este desafío de emprender en Internet, no dejes que esta oportunidad pase.

Ah, ¿entonces todavía tienes dudas sobre cómo empezar?

Accede al Desafío 30 Días, el curso de Hotmart totalmente gratuito que te enseña cómo transformar tu conocimiento en un producto digital para venderlo en Internet en apenas 1 mes.

¡No te pierdas esta oportunidad!

Fuente: Clic Aquí Para Ver Mas>>

¿Cuál es el rol del docente y cómo ser un educador online?
Califica esta publicación

Share this article

%d bloggers like this: